domingo, 11 de junio de 2017

LA ANTINORMALIZACIÓN DE LA NORMALIZACIÓN




Desde el Viernes 23 de junio, hasta el Domingo 2 de julio se celebrará, como en años anteriores, fiesta del orgullo gay.

Es de suponer que el acontecimiento se pinte como en ocasiones pasadas: Una gran y masiva manifestación festiva, con un muy notable aparatoso desarrollo logístico, escénico, y de espectáculo.

Yo respeto a los gais, lesbianas, bisexuales, transexuales… Pero no pienso que se necesite liar toda esa escenografía por tener una opción sexual determinada; ellos, que tanto reivindican “la normalización”. “Esa normalización” se consigue día a día, en el ámbito cotidiano de la sociedad; no con formidables eventos eróticofestivos que la echan al traste, y no sirven más que para autocrearse guetos. Los heterosexuales no liamos “ese pollo” por nuestra opción sexual-y no lo digo en plan despectivo y discriminatorio-, pues no viene, para nada, al caso, y porque la opción sexual de cada cual, no trasciende más que a eso: A una opción sexual más, porque antes está la persona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

HTML